PESADILLA ESPAÑA

España se parece cada vez menos al país que conocí en mi infancia y adolescencia. Este humilde blog pretende analizar los motivos que han llevado a España a convertirse en un lugar de pesadilla y tratar de aportar soluciones. Pero como éste es un objetivo demasiado ambicioso me temo que el blog terminará convirtiéndose en una simple vía de escape a la enorme frustración que siento. En cualquier caso, me gustaría dar la bienvenida a todos aquellos que, por unas razones o por otras, lo visiten y participen en él.

LA DERECHA Y LA GUERRA CIVIL

Se acaba de cumplir el ochenta aniversario del golpe de Estado contra la II República que dio lugar a la Guerra Civil. Aprovechando dicha efeméride, distintos representantes de la derecha mediática han insistido en defender una serie de mantras sobre la rebelión que sólo pretenden generar confusión en la sociedad.

El franquismo sociológico sigue muy vivo. Buena prueba de ello es el relato paralelo del conflicto y sus raíces alimentado por intelectuales y periodistas conservadores para justificar las tropelías cometidas por los golpistas y, de paso, desprestigiar todo lo relacionado con la II República.

La división funciones es muy clara. En primer lugar, un grupo de pensadores reaccionarios (Pío Moa, César Vidal, Julius Ruiz, Juan Carlos Girauta, Stanley Payne…) publica una serie de trabajos académicos de escasa rigurosidad histórica con el fin de dotar de legitimidad a este relato y, a continuación, son los voceros oficiales de la derecha, la trama mediática, los que toman su relevo para difundir la versión derechista del golpe a través de los medios de comunicación.

Es en esta segunda fase cuando una serie de “periodistas” (Francisco Marhuenda, Hermann Tertsch, Jaime González, Isabel Durán, Carlos Cuesta, Alfonso Rojo, Eduardo García Serrano, Cristina López Schlichting…) enuncian machaconamente las ideas aportadas por la rama intelectual de la trama en platós de televisión y estudios de radio para hacer realidad el dicho que afirma que una mentira repetida mil veces se transforma en verdad.

A través de medios afines y otros no tan afines pero que no tienen reparos en darles voz, la derecha está intentando reescribir lo ocurrido hace ochenta años echando por tierra la gran labor de divulgación sobre el conflicto realizada por historiadores honestos como Paul Preston, Ian Gibson, Hugh Thomas, Ángel Viñas, Gabriel Jackson, Julián Casanova, Enrique Moradiellos, Javier Espinosa o Javier Tusell entre otros.

Finalmente, el mensaje se traslada a la esfera política donde el partido de la derecha por antonomasia, el PP, lo emplea para: 1º evitar condenar con firmeza el golpe militar y la dictadura; 2º justificarlo y vender sus supuestas bondades; 3º atacar al rival político[i] cada vez que el debate sale a colación[ii] para tratar de cerrarlo.

Todo indica que la derecha está trabajando coordinadamente para sustituir la verdad de los acontecimientos por un relato que dulcifica enormemente el papel de unos traidores que siguen recibiendo todo tipo de parabienes a lo largo y ancho del país[iii]. Este revisionismo de nueva generación que, en realidad, hace suya la versión franquista de la Guerra Civil, constituye un refugio ideológico que está aportándole grandes réditos.

Atrás quedaron esfuerzos tan zafios como el del Diccionario Biográfico editado por la Real Academia de la Historia[iv]. Ahora han optado por una estrategia más compleja y también más sutil. Aprovechando el escaso conocimiento que gran parte de la población tiene sobre la historia, el discurso reaccionario sobre la Guerra Civil va calando poco a poco de manera que, cuando queramos darnos cuenta, la sociedad española creerá que el franquismo es uno de los grandes hitos de nuestro pasado.

Por eso no podemos permanecer impasibles ante manipulaciones de libro como las que pudimos presenciar en el programa LA SEXTA NOCHE del sábado 23 de julio. Sentado frente al televisor escuché con indignación los argumentos con los que el director de La Razón, Francisco Marhuenda, justificaba el golpe de Estado del 17 de julio de 1936.

Sin embargo, lo que me produjo casi más indignación fue comprobar cómo tertulianos situados ideológicamente en la izquierda como Elisa Beni o Javier Aroca eran incapaces de hacer frente con datos en la mano a las mentiras lanzadas por un maestro de la manipulación como Marhuenda.

El remate a semejante dislate fue ver a Carmelo Encinas quejarse airadamente por la decisión del ayuntamiento de Madrid de eliminar el nombre de la calle Caídos de la División Azul cumpliendo la Ley de Memoria Histórica. Afirmaba Encinas que los divisionarios merecían nuestro reconocimiento al “haber luchado contra una dictadura igual o peor a la que ellos defendían”. Ver para creer.

El programa de LA SEXTA NOCHE puso de manifiesto varias cosas: 1º la existencia a todos los niveles de una estrategia revisionista sobre la Guerra Civil por parte de la derecha; 2º la incapacidad de muchos tertulianos para debatir sobre determinados asuntos debido a su desconocimiento manifiesto sobre dichos asuntos; 3º el éxito que ese revisionismo está teniendo entre líderes de opinión que no pertenecen a la derecha tradicional.

Cansado de escuchar barbaridad tras barbaridad, mentira tras mentira y, siendo consciente de la peligrosidad de las mismas, me dispongo a analizar los principales mantras derechistas sobre el golpe de Estado de julio del 36 y la Guerra Civil con el fin de desmontarlos. Considero que es un ejercicio imprescindible para hacer frente a unas intoxicaciones con las que la derecha pretende afianzar su hegemonía e implantar el modelo de sociedad autoritaria que defiende. Comencemos:

1º “La II República era un desastre”

Este es uno de los principales argumentos para justificar el alzamiento militar de julio del 36. Lo que los intelectuales y periodistas de derechas obvian a propósito es que, desde su proclamación el 14 de abril de 1931, la II República fue saboteada por numerosos grupos que veían en ella una amenaza directa para la supervivencia de sus privilegios. Hablamos de monárquicos, de militares, de religiosos, de aristócratas, de terratenientes…[v] Ninguno de ellos dio una sola oportunidad a la república y la combatieron con vehemencia desde el primer minuto[vi].

Las huelgas y disturbios provocados por la izquierda fueron consecuencia de la lentitud de las reformas emprendidas por la república para mejorar las condiciones de vida de los sectores más desfavorecidos. Se podrá acusar si se quiere a partidos, sindicatos, obreros o jornaleros de causar muchos desórdenes pero nunca a un gobierno que, entre 1931 y 1933, hizo todo lo posible para resolver una serie de problemas estructurales que el país arrastraba desde mucho tiempo atrás: desigualdad, pobreza, paro, injusticia social…

En sus inicios, la república intentó encontrar un equilibrio entre las exigencias de los poderosos y las demandas de los miserables pero, salvo en la crisis de la quema de conventos de mayo del 31, no le tembló la mano a la hora de reprimir las protestas de los segundos; protestas que, en muchos casos, estaban amparadas por la constitución republicana y que, por tanto, se ajustaban a derecho. Los sucesos de Castilblanco, Arnedo o Casas Viejas así lo atestiguan. Los gobiernos republicanos tampoco cedieron un ápice ante las insurrecciones anarquistas de enero de 1932 y 1933.

La polémica aprobación de la Ley de Defensa de la República es otro magnífico ejemplo de la determinación de los republicanos burgueses por crear un sistema de gobierno estable en el que se cumpliera la ley por encima de todo[vii].

Fue precisamente durante el Bienio Negro (noviembre de 1933 – febrero de 1936) en el que la derecha se hizo con el poder, cuando la conflictividad social y la violencia política se dispararon[viii].

La coalición entre los radicales de Alejandro Lerroux, el Partido Agrario y la CEDA de José María Gil Robles, político que había anunciado por activa y por pasiva su desprecio por la república, se encargó de paralizar las reformas emprendidas por la izquierda republicana y los socialistas entre 1931 y 1933, acallando cualquier protesta con suma dureza. El colofón a esta autoritaria manera de entender la función de gobierno estuvo en la brutal represión ejercida sobre los sublevados de Asturias en octubre de 1934 y por eso me atrevo a afirmar que nadie hizo más por desprestigiar a la república que la propia derecha.

Obviar quién fue en última instancia el principal instigador de la inestabilidad que sufría España en 1936[ix] me parece, como poco, tramposo. Desde febrero de ese año, había muchas heridas abiertas, demasiados ánimos enconados, numerosas cuentas pendientes. El gobierno del Frente Popular intentó recomponer el rumbo pero la derecha reaccionaria ya había tomado la decisión de acabar con una izquierda[x] que, salvo la excepción hecha del anarquismo, siempre trató de respetar las bases democráticas en las que se sustentaba la república.  Fue ese mismo respeto el que la llevó a defenderla con las armas frente al golpe militar de julio del 36.

La II República no puede ser en ningún caso la culpable del desastre[xi]. La responsabilidad hay que achacársela a los sublevados[xii], a su intento de acabar con la legalidad republicana y a su fracaso a la hora de hacerse con el poder[xiii].

Porque, “incluso en los peores momentos de la guerra, la república conservo las características esenciales de un régimen democrático parlamentario y constitucional”[xiv] y acusar a los gobiernos del Frente Popular, al PSOE o al PCE de querer implantar en algún momento una dictadura de tipo marxista como hace la derecha es sencillamente un disparate.

En otro orden de cosas, resulta curioso ver cómo tertulianos que se consideran adalides de la democracia como Paco Marhuenda o Hermann Tertsch justifican sin ningún reparo un golpe de Estado contra la legalidad vigente negando la legitimidad del gobierno republicano para gestionar los conflictos que afectaban a España en la década de los treinta del siglo pasado. La España de 1981 también era un desastre. ETA y el GRAPO mataban casi a diario y el paro y la inflación estaban por las nubes[xv]. De esta manera y siguiendo los argumentos de estos dos líderes de opinión, el golpe del 23F estaría más que justificado.

2º “El levantamiento de octubre de 1934 fue el primer golpe de Estado contra la República”

En esta afirmación confluyen dos mentiras porque este levantamiento difícilmente puede ser calificado como golpe de Estado[xvi] y, en caso de serlo, tampoco se trataría del primero. Todos los tertulianos derechistas pasan por alto de manera deliberada el fracasado levantamiento dirigido por Sanjurjo en agosto de 1932 por el que el general africanista fue condenado a muerte, pena que le fue conmutada con posterioridad.

La sublevación de octubre del 34 fue provocada por la entrada de la CEDA en el gobierno de la república ya que su líder, José María Gil Robles, había anunciado públicamente su intención de acabar con ella desde dentro[xvii]. Fue una rebelión que no buscaba instaurar una dictadura proletaria en España sino anticiparse a un posible golpe de mano de una derecha que, desde el gobierno, había dado muestras de un autoritarismo extremo.

La huelga revolucionaria del 34 fue la respuesta de distintos grupos del socialismo, el comunismo y el anarquismo a las amenazas de José María Gil Robles quien, gracias a sus incendiarias declaraciones, era considerado por la izquierda el alter ego de Dollfuss en Austria o de Salazar en Portugal, dos políticos que acababan de implantar en sus respectivos países dictaduras de corte corporativista.

La entrada de la CEDA en un gobierno de la república no auguraba nada bueno para la democracia y una parte de la izquierda no quiso permanecer impasible ante una amenaza real[xviii]. Su intención no fue otra que evitar algo parecido a lo que había ocurrido en Austria y Portugal[xix]. Pese a todo, no se trató de un levantamiento masivo y ni mucho menos unánime. Por esa razón fracasó y los que se alzaron en armas pagaron muy caro su atrevimiento.

3º “El asesinato de Calvo Sotelo desató la Guerra Civil”

Se trata de otra afirmación falsa. Hay pruebas irrefutables de que las preparaciones del golpe se remontan a mucho antes del 17 de julio[xx]. En cualquier caso, el asesinato de este líder de la derecha es identificado por los tertulianos de esta adscripción política como el casus belli o desencadenante de la Guerra Civil.

Por otro lado, estos pensadores y tertulianos se olvidan muy oportunamente del asesinato el día anterior del teniente socialista José Castillo lo que podría ser entendido también como un casus belli aunque, lógicamente, tampoco lo fue.

A esas alturas, la división política y social del país era enorme y como consecuencia de ella también la violencia. Los asesinatos entre rivales políticos estaban a la orden del día y los muertos desde la celebración de las elecciones de febrero de 1936 en las que se impuso el Frente Popular superaban ampliamente los tres centenares entre comunistas, socialistas, anarquistas, falangistas, monárquicos alfonsinos, carlistas y miembros de las fuerzas de orden público[xxi].

Sin embargo, eso no quiere decir que la guerra fuera inevitable. De hecho, España vivió durante la Restauración y la dictadura de Primo de Rivera importantes episodios de violencia política (el pistolerismo de los años veinte[xxii], asesinatos de jefes de gobierno como Canovas, Canalejas o Dato, la Semana Trágica, la huelga general de 1917…) que no dieron como resultado una guerra. Como indiqué en el primer punto, fue el golpe de Estado de unos militares reaccionarios el que provocó el conflicto.

4º “No hubo ni buenos ni malos” “Fue una guerra fratricida en la que ambos bandos mataron por igual”

Una estrategia recurrente en los tertulianos de derechas es equiparar cualquier acción reprobable cometido por el bando franquista con otro cometido por los republicanos. Con este esquema, la derecha intenta justificar la enorme violencia con la que actuaron los sublevados y, quizá, acallar su mala conciencia.

El problema es que las acciones de unos y de otros no tienen comparación posible como tampoco la tienen sus motivaciones. No todos mataron lo mismo y tampoco mataron de la misma manera[xxiii] por mucho que se insista una y otra vez que fue así. Cuantitativa y cualitativamente el bando nacional superó con creces al republicano en lo que a violencia se refiere. Franco y sus acólitos mataron más y lo hicieron empleando un método diseñado con premeditación y alevosía[xxiv] algo que no ocurrió en el otro lado.

Si en la zona republicana el número de ejecuciones se sitúa entre los 40.000 y los 50.000, el de las producidas en territorio sublevado se eleva, como mínimo, a las 100.000 durante la guerra, a lo que hay que sumar otros 50.000 tras finalizar el conflicto aunque Anthony Beevor y otros historiadores hablan de 200.000 en total. Gabriel Jackson eleva la cifra a 400.000.

Pero los motivos de la represión por parte de los bandos en conflicto también fueron muy diferentes. Entre los sublevados existía un deseo irrefrenable de aniquilar al rival. Declaraciones de Emilio Mola[xxv] y el mismo general Franco[xxvi] no dejan ninguna duda al respecto. Los discursos del general Queipo de Llano desde Sevilla[xxvii] anunciaron con antelación lo que les ocurriría a todos los republicanos que cayeran en manos rebeldes. El sangriento avance del teniente coronel Yagüe por Andalucía pero, sobre todo, por la provincia de Badajoz en el verano de 1936, muestra en toda su crudeza la manera en la que los sublevados entendían que había que derrotar al enemigo: por aniquilación en el más estricto sentido de la palabra[xxviii].

Franco y sus adláteres pretendían erigir un nuevo país borrando de la faz de la tierra por cualquier medio a su alcance (y eran muchos) a todos aquellos que, según su parecer, formaban parte de la Antiespaña. Desde micrófonos y tribunas despojaron al enemigo de sus atributos humanos para convertirlos en alimañas a las que se debía aplastar. De esta forma, se dio vía libre a la eliminación física de cualquier sospechoso de simpatizar con la república, acción que estaba exenta de pecado porque, según estas mentes enfermas, acabar con ellos era el deber de todo buen español.

Otra prueba de la premeditación con la que actuaron los líderes de la sedición la encontramos en su sistemático recurso al terror como medio para subyugar zonas de profunda raigambre izquierdista y obrera que quedaron en su retaguardia como ocurrió también en Badajoz en agosto del 36[xxix]. Esta estrategia cobró una nueva dimensión con los primeros bombardeos aéreos de la historia sobre la población civil que dieron como resultado matanzas indiscriminadas de mujeres, niños y ancianos en ciudades como Madrid, Barcelona, Durango, Alicante, Valencia, Guernica, Cartagena…

En el bando republicano también hubo violencia y ejecuciones extrajudiciales deplorables. Sin embargo, la mayor parte de estos episodios de terror se produjeron en momentos de caos en los que el gobierno republicano carecía de control efectivo sobre numerosas milicias que se habían creado ad hoc para enfrentarse a los sediciosos tras el golpe. Hasta que, a comienzos del 37, el frente de Madrid no terminó de estabilizarse y se hizo evidente que la capital no caería en manos rebeldes, el gobierno de la II República no pudo ejercer su autoridad sobre todas sus fuerzas combatientes. Desde ese momento, los asesinatos fueron perseguidos[xxx] (antes sólo habían sido condenados) y, como consecuencia de ello, se redujeron drásticamente[xxxi]. La represión republicana volvió a alcanzar un punto crítico hacia el final de la guerra cuando la descomposición de las instituciones del Estado ante una derrota segura se hizo inevitable. Algunos grupos incontrolados aprovecharon la ocasión para cobrarse su particular venganza de última hora.

Pese a estos desmanes, nadie puede afirmar que el gobierno de la república diseñara una estrategia preconcebida para la aniquilación del enemigo. Insisto, todos los gobiernos condenaron y persiguieron por principio y convicción unas prácticas que, además, sabían que perjudicaban enormemente a la causa republicana.

La única matanza masiva que tuvo un carácter sistemático y organizado en zona republicana fue la perpetrada en Paracuellos del Jarama y Torrejón de Ardoz entre noviembre y diciembre de 1936, hecho del que no se puede culpar a un gobierno que había huido precipitadamente a Valencia ante la inminente caída de la capital en manos franquistas[xxxii]. Pese a que la responsabilidad de estas matanzas está aún por determinar, no cabe duda de que la Junta de Defensa de Madrid jugó un papel determinante, si no por acción al menos por omisión, y muy probablemente por ambas. Tampoco quedan demasiadas dudas hoy sobre una intervención soviética decisiva en estos hechos.

En cualquier caso, Paracuellos es la excepción que confirma la regla, un punto negro en la historia de la II República que, en ningún caso, fue la norma y que no tiene parangón con la sistemática campaña de aniquilación emprendida por los sublevados.

Lamentablemente, la derecha está consiguiendo que un acto tan execrable como el de Paracuellos oculte a ojos del gran público un sinfín de masacres cometidas por los fascistas, matanzas que tuvieron continuidad a lo largo de la guerra y que no finalizaron tras su triunfo en abril de 1939.

5º “La memoria histórica es revanchista y sólo busca abrir viejas heridas”

Falso. Desde la derecha se acusa a los defensores de la aplicación estricta de la Ley de Memoria Histórica de ser rencorosos y querer abrir viejas heridas. Nada más lejos de la realidad. El problema es que no se pueden abrir heridas que nunca se han curado porque siguen abiertas.

Los profundos cortes que el franquismo dejó en sus víctimas jamás cicatrizaron. Y no ha sido por odio o resquemor sino porque nunca se ha planteado una reconciliación sincera y lo que ello implica: un reconocimiento del sufrimiento causado junto a algún tipo de reparación moral, en otras palabras: un mínimo de justicia. Para perdonar y pasar página primero hay que pedir perdón y eso es algo que la derecha no se ha planteado todavía.

Al contrario, aún existen miles de calles, plazas, instituciones y pueblos con los nombres de los cabecillas del golpe del 36, algo impensable en países con pasado fascista como Italia o Alemania[xxxiii]. Destacados miembros del partido en el gobierno, un PP heredero de aquellos que acabaron con la república en el 39, insultan y humillan a las víctimas del franquismo cuando les viene en gana[xxxiv]. Mariano Rajoy se jacta públicamente de no haber dotado con partida presupuestaria alguna a la Ley de Memoria Histórica desde que el PP está en el gobierno o niega directamente la existencia de desaparecidos[xxxv]. Concejales, alcaldes y miembros de Nuevas Generaciones del PP protagonizan continuamente episodios de enaltecimiento del franquismo[xxxvi] o instalan un cagadero canino sobre las fosas de unos represaliados[xxxvii]. Eso por no hablar del esperpento del Valle de los Caídos. Y, para más inri, la Fundación Francisco Franco y el partido fascista del régimen, Falange Española, son legales y pleitean sin cesar contra todo aquel que condena su legado o critica su labor[xxxviii]. Incluso la primera recibe fondos públicos[xxxix]. La lista de agravios es interminable[xl].

Las víctimas derechistas de la violencia republicana fueron honradas en su momento y enterradas con toda dignidad en cementerios de toda España. La Causa General de 1940 les brindó también algo que algunos podrían entender como justicia aunque, en realidad, se trató de otro poderoso instrumento represivo del régimen.

Por contra, no ha habido ni reparación ni reconocimiento para las víctimas del franquismo. Peor aún, da la impresión de que la derecha sigue combatiéndolas con una saña similar a la emplearon sus ancestros en la guerra. No quieren remover el pasado[xli] porque éste les ofrecería un retrato demasiado crudo de lo que son en realidad. ¿Cómo se entiende si no que el PP no haya condenado explícitamente el franquismo, sin peros ni matizaciones?[xlii]

La realidad es que los jerarcas populares lo defienden subrepticiamente porque son sus herederos[xliii]; y porque, gracias a distintas inercias que tienen su origen en la dictadura, siguen manejando el país a su antojo. Efectivamente, el Caudillo lo dejó todo atado y bien atado[xliv] y, a día de hoy, en pleno 2016, su memoria sigue presente en instituciones tan relevantes como el Ejército[xlv], los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado[xlvi] o la judicatura[xlvii].

A la vista de los acontecimientos, la reconciliación definitiva parece lejana pero eso no puede ser atribuible a las víctimas sino al infame proselitismo desplegado por la derecha y a la arrogante actitud con la que se desenvuelve en éste y otros asuntos.

Es a ella, por tanto, a quien le corresponde reflexionar, asumir su pasado y mostrar algo de generosidad si realmente quiere llegar a un arreglo. Lamentablemente todas sus acciones indican que no está dispuesta a hacerlo.

Sin embargo, hasta que no lo haga, el debate sobre la Guerra Civil y la dictadura permanecerá abierto. Y es que, por suerte, hay mucha gente decidida a mantener viva la memoria de los represaliados, que se niega a doblegarse ante las mentiras y calumnias del oponente político y que descarta por completo zanjar una cuestión tan importante en los términos establecidos por el vencedor.

 

Madrid, 18 de agosto de 2016

 

[i] http://www.publico.es/espana/clases-historia-del-pp-terrorista.html

[ii] https://www.youtube.com/watch?v=_JoOho4YL_o

[iii] http://www.lavanguardia.com/local/valencia/20160718/403299171529/catedral-valencia-misa-18-julio-francisco-franco.html

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/07/18/valencia/1468832262_676684.html

http://www.eldiario.es/sociedad/Melia-Castilla-Madrid-homenaje-Franco_0_453554845.html http://www.huffingtonpost.es/2015/12/03/hotel-melia-franco_n_8706612.html

http://www.lavanguardia.com/politica/20131124/54394811296/personas-homenaje-franco-madrid.html

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/09/29/actualidad/1443553209_928868.html

http://www.elplural.com/2015/10/28/homenaje-en-burgos-al-general-yague

http://www.eldiario.es/sociedad/organizacion-homenajea-Palencia-Guerra-Civil_0_295020815.html

http://www.eldiario.es/norte/navarra/ultima_hora/homenajes-mensuales-alzamiento-Mola-ampollas_0_346815435.html

[iv] http://www.20minutos.es/noticia/1066950/0/franco/diccionario/biografico/

http://www.elconfidencial.com/cultura/2014-03-10/las-10-verguenzas-del-diccionario-biografico-que-pasaran-a-la-historia_99507/

http://www.publico.es/culturas/historiadores-alarman-hagiografia-franco.html

[v] http://elpais.com/diario/2001/11/07/catalunya/1005098844_850215.html

[vi] http://www.nuevatribuna.es/articulo/historia/conspiracion-militar-y-sanjurjada/20151024152722121622.html

http://www.publico.es/actualidad/financio-guerra-civil.html

[vii] http://www.abc.es/20110415/archivo/abcp-segunda-republica-censura-prensa-20110414.html

[viii] http://www.lavanguardia.com/cultura/20160717/403268961340/investigaciones-guerra-civil-espanola-aniversario-golpe-de-estado-1936.html

[ix] http://blogs.publico.es/dominiopublico/6806/el-gran-equivoco-sobre-la-segunda-republica/

[x] http://www.huffingtonpost.es/2013/07/17/golpe-militar-18-julio-36-mitos_n_3613040.html

[xi] http://www.huffingtonpost.es/2013/09/03/guerra-civil-republica-historia_n_3860885.html

[xii] http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/07/18/53c8d9efca474151348b4571.html 

[xiii] http://www.publico.es/politica/responsable-del-millon-muertos-hernando.html

[xiv] http://www.elconfidencial.com/cultura/2016-07-17/moradiellos-guerra-civil-18-de-julio-pio-moa_1233161/

[xv] http://www.elblogsalmon.com/economia/algunos-datos-economicos-de-la-espana-de-1981

[xvi] http://www.publico.es/politica/revolucion-proletaria-1934-tuvo-oportunidad.html

[xvii] http://www.publico.es/politica/revolucion-proletaria-1934-tuvo-oportunidad.html

[xviii] http://elpais.com/diario/2004/10/08/opinion/1097186408_850215.html

[xix] http://www.eldiario.es/sociedad/pena-gloria-revolucion_0_309719810.html

[xx] http://www.elconfidencial.com/cultura/2016-04-01/decir-que-el-asesinato-de-calvo-sotelo-desencadeno-la-guerra-civil-es-un-error_1175858/

[xxi] https://mcv.revues.org/3825#tocto1n1

[xxii] http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/08/05/catalunya/1344190957_599827.html

[xxiii] http://www.publico.es/politica/objetivo-acabar-antiespana.html

[xxiv] http://www.publico.es/espana/posible-genocidio-mas-135-000.html

[xxv] http://blogs.publico.es/memoria-publica/2012/03/13/el-pasado-que-no-acaba-de-pasar/

[xxvi] http://elcorreoweb.es/historico/franco-al-precio-que-sea-ICEC151797 http://ctxt.es/es/20160713/Politica/7191/Franco-Allen-Golpe-de-estado-Rep%C3%BAblica-militares.htm

[xxvii] https://www.youtube.com/watch?v=9weVo7tCvjc

http://www.jotdown.es/2011/10/sevillanas-i-el-radiofonista-queipo-de-llano/

[xxviii] http://www.eldiario.es/eldiarioex/sociedad/Badajoz-agosto-alondra-ensangrentada_0_547695320.html 

[xxix] http://www.publico.es/espana/76-anos-despues-matanza-badajoz.html

http://www.publico.es/politica/lista-refugiados-del-teniente-seixas.html

[xxx] http://elpais.com/diario/2011/03/27/eps/1301210816_850215.html

[xxxi] http://www.angelvinas.es/?p=206

[xxxii] http://elpais.com/diario/2005/09/22/cultura/1127340002_850215.html

[xxxiii] http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/07/01/madrid/1341169585_005137.html

[xxxiv] http://www.lavozdegalicia.es/noticia/politica/2013/11/26/rafael-hernando-familiares-victimas-franquismo-acuerdan-desenterrar-padre-solo-subvenciones/00031385480155716998373.htm

http://www.publico.es/sociedad/en-las-redes/no-moda-izquierdas-son-carcas.html

http://www.eldiario.es/rastreador/Esperanza-Aguirre-reescribe-Guerra-Civil_6_457814221.html

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/08/05/galicia/1375716570_636529.html

http://www.lavozdegalicia.es/espana/2007/10/14/0003_6226393.htm

[xxxv] http://www.huffingtonpost.es/2016/04/04/rajoy-memoria_n_9608108.html

[xxxvi] http://www.elplural.com/2013/08/25/el-pp-se-tapa-los-ojos-para-no-ver-a-los-cachorros-situados-a-su-extrema-derecha-que-han-puesto-de-moda-el-revival-franquista

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/09/30/madrid/1380567359_221433.html

http://www.eldiario.es/galicia/ayuntamiento-Franco-Primo-Rivera-retiradas_0_202980225.html

[xxxvii] http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2016/07/25/ayuntamiento-instala-pipican-mayor-fosa/865880.HTML

[xxxviii] http://www.abc.es/espana/madrid/abci-contundente-respuesta-fundacion-francisco-franco-contra-carmena-quitar-monolitos-201602022309_noticia.html

http://www.20minutos.es/noticia/2774164/0/psoe-asegura-que-querella-por-derribo-monolito-raices-no-tiene-fundamento-estudia-recurrirla/

http://cadenaser.com/ser/2008/11/20/cultura/1227140232_850215.html

http://www.elplural.com/2014/01/17/la-falange-de-las-jons-fracasa-en-su-intento-de-procesar-al-colaborador-de-elplural-com-gerardo-rivas

http://www.publico.es/espana/tribunal-supremo-admite-querella-falange.html

[xxxix] http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/rajoy-desconoce-subvencion-fundacion-francisco-franco-4624649

[xl] http://www.publico.es/politica/gobierno-repatria-miembros-division-azul.html

http://www.elplural.com/2016/06/06/la-francisco-franco-consigue-que-se-acepte-su-querella-contra-el-derribo-de-un-monolito

[xli] http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/11/17/galicia/1384710119_864640.html

[xlii] http://www.vnavarro.org/?p=4306&lang=CA

[xliii] http://www.lamarea.com/2013/10/06/la-mayoria-silenciosa-el-pp-y-el-franquismo-sociologico/

http://www.foroporlamemoria.info/2012/10/la-genealogia-de-los-dirigentes-actuales-del-pp-es-principalmente-tradicionalista-y-burguesa/ http://www.lavanguardia.com/politica/20160519/401895626295/concepcion-dancausa-delegada-del-gobierno-estelades-copa-del-rey.html

[xliv] http://desmemoria.eldiario.es/cargos-en-democracia/

[xlv] http://www.eldiario.es/sociedad/Defensa-destruccion-democracia-II-Republica_0_492401858.html

http://www.publico.es/actualidad/defensa-alega-cuadro-franco-no.html

http://www.eldiario.es/norte/almargen/ministerio-Defensa-historia-ejercito-Franco_6_446265396.html

http://www.publico.es/espana/oficiales-del-ejercito-toleran-simbologia.html

http://www.elmundo.es/espana/2016/07/22/5792629a22601d237c8b45e3.html

[xlvi]http://www.publico.es/politica/gobierno-necesita-analisis-historicos-quitar.html

http://www.elmundo.es/andalucia/2015/06/24/558a5d48268e3e3e228b4572.html

http://elpais.com/diario/2010/05/29/espana/1275084017_850215.html

http://www.elnortedecastilla.es/palencia/201410/02/cosido-ratifica-archivo-historico-20141002122200.html

[xlvii] http://www.elplural.com/2012/11/05/el-franquismo-sigue-presente-en-el-poder-judicial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18 de agosto de 2016 por en Memoria histórica, Partidos políticos.
A %d blogueros les gusta esto: